Cerrajeros contra la violencia de género

violencia de género

El año 2015 ya suma un total de 21 víctimas por violencia de género en España, y cabe destacar que 4 de ellas se produjeron en la Comunidad Valenciana. Es un número alto, ya que ninguna otra comunidad autónoma supera esa cifra, sólo Andalucía la iguala.

La edad de las mujeres que, durante este año, han perdido la vida a causa de sus parejas o ex parejas, está entre los 21 y 50 años, siendo el rango de 21 a 30 el que más casos acumula.

La mayor parte de estos maltratos se producen mientras agresor y víctima siguen viviendo bajo el mismo techo, pero es importante difundir y concienciar que, sean las circunstancias que sean, debemos ponérselo difícil al agresor. No basta con denunciar en la policía (desgraciadamente a veces no se llega ni a ese punto), también existen más medidas de protección que podemos y debemos, realizar. ¿Cuáles? La primera barrera básica que podemos llevar a cabo es cambiar la cerradura.

Es cierto que no es una barrera imposible de atravesar, cualquier cerradura se puede forzar, lo importante aquí es el tiempo que ganamos, que puede variar entre 15 minutos y una hora, pero ese tiempo puede ser determinante. Algunos agresores que no tengan mucha idea incluso pueden desistir y no llegar a abrirla, por tanto el cambio de cerradura es una medida a tener muy en cuenta.

La Unión Cerrajeros de Seguridad (UCES) es una federación que agrupa a las cuatro principales asociaciones de cerrajeros de España, representando a más del 80% de los cerrajeros asociados en todo el país. Desde 2012, UCES colabora con instituciones gubernamentales para llevar a cabo un programa de ayuda a las víctimas de la violencia de género. ¿De qué trata este programa?

  • El cerrajero, que debe estar acreditado y pertenecer al grupo UCES, deberá acudir a ese domicilio para cambiar la cerradura de la víctima. Y si el profesional lo ve necesario, también es posible que añada una segunda.
  • Para que el cambio pueda realizarse, debe haber tanto una orden judicial de protección como una orden del juez.
  • Es un servicio gratuito. Este cerrajero correrá con todos los gastos (suministro, desplazamiento y mano de obra).
  • Cada víctima podrá disponer de un solo servicio gratuito.
  • Los cerrajeros deberán mostrar su identificación profesional, donde se pueda ver que el mismo pertenece a UCES.
  • El cambio de cerradura se realizará en presencia de un miembro de la Policía local, para garantizar la seguridad de víctima y cerrajero.

Cerrajeros Relsa forma parte de la federación UCES y se ha comprometido a colaborar con la causa y con este programa. Además de este convenio, también hay acuerdos con distintos ayuntamientos de nuestra zona.