kwikset-kevo-lock1

 

Como hemos comentado en varias ocasiones, un cerrajero debe actualizar sus conocimientos de sistemas de cerrajería constantemente. Pero no sólo eso, la era digital llegó aquí para quedarse hace ya unos cuantos años, ¿quién no abre ya su coche apretando sólo un botón? Desde los coches y las puertas de garaje hasta nuestras propias viviendas, dentro de unos años las llaves que conocemos hasta ahora dejarán de existir. Hoy hablamos de nuevas tecnologías en cerrajería.

Estos sistemas van a tratar de ponérselo aún más difícil al ladrón, ya que no hay ninguna cerradura convencional donde meter ninguna ganzúa, ni bombines ni pistones. Cuando hablamos de cerrajería digital, nos estamos metiendo en temas de códigos, herramientas avanzadas y programación… el nivel de seguridad, por tanto, es mucho más superior. Sólo los cerrajeros que se hayan actualizado en estos temas serán capaces de resolver problemas de ese ámbito.

Gracias a estos sistemas donde lo manual deja de existir, el bumping que ya conocemos y el impresioning quedan anulados. Vamos a comentar los más curiosos y efectivos:

  • Cilindros electrónicos autónomos: Sólo el administrador de la llave que acompaña a estos cilindros puede copiarla. Al no llevar muelles ni pernos es imposible de manipularlos. Existen tres tipos: Los que usan llaves STAX, llaves blueChip y llaves IS.

  • Cilindros motorizados: No necesitan llave. Se abren mediante bluetooth, huella dactilar y código numérico.

 

  • Candado electrónico: Tiene localización GPS, te avisa de cuando se ha abierto o cerrado y si está siendo atacado. Ideal para campos y todo tipo de casas de terreno amplio.

 

  • Cerradura electrónica sin llave: Se colocan en el interior de la casa, así que desde fuera es imposible verlos. Son válidos cuando no queremos cambiar la puerta.

Uno de los modelos más actuales de cerradura electrónica es el Keyless Lock de Wafu:

Este dispositivo se abre y se cierra mediante un mando a distancia pequeño. Si por algún motivo no encontráramos el mando, tiene un botón en el mismo cerrojo que nos permitirá abrirlo. ¿Y si se queda sin pilas? Antes de quedarse sin pilas, el cerrojo se abrirá automáticamente. Pero una utilidad muy grande es que puede alimentarse si lo conectamos mediante un cable USB. De esta manera, no tendremos que estar pendiente de si se apaga o de cambiarle las pilas. Además, otro punto fuerte es que podemos ir añadiendo mandos según nuestras necesidades.

Otro producto que ha mejorado características del producto mencionado antes es la cerradura electrónica autoalimentada KABA PowerPlex 2000: Esta cerradura no necesita pilas ni cables, ya que se recarga accionando la manilla. Cuando no tenemos posibilidad de conectarla a la electricidad y no la usamos con mucha frecuencia este modelo es sin duda, la mejor opción. Se abre mediante un código numérico y también guarda las últimas 1000 aperturas/cierres.

Este tipo de cerraduras se construyen con materiales muy resistentes, ya que casi seguro estarán en exterior y deben aguantar temperaturas extremas, lluvia, a veces hasta golpes.

Un aparato curioso: la manilla Smart Lever Lock

 En cuestión de control de accesos, esta manilla es de lo más innovadora. Se abre mediante un código cuyo teclado está integrado en la propia manilla. Así que no necesitaremos llaves ni tarjetas ni aparatos externos. Si cerramos la puerta, la manilla también se cerrará automáticamente. Existe la opción de dejarla en modo abierto, útil cuando se va a usar con mucha continuidad y la manilla va a estar abriéndose y cerrándose constantemente. Si hay algo que no funciona bien, la manilla emitirá un sonido de alarma para que se revise el sistema y se pueda arreglar. También funciona como detector de incendios, ya que tiene un sensor de temperatura.

Esto es sólo una pincelada de algunos productos que hay disponibles en el mercado, como veis es sólo el principio. Los fabricantes de estos dispositivos están trabajando día a día en mejorar e inventar nuevos sistemas de cerrajería, todo con el fin de que los ladrones no tengan ninguna opción.